¡Que tristeza, Cataluña!

Publicado en Vanguardia Liberal, Página de Opinión, Octubre 14, 2017

blanco_8145197464330845186_n

No tinc por, no tengo miedo, era la consigna después del ataque a las Ramblas en Barcelona. Ahora sí habrá miedo, a merced de un gobierno español que no entiende que los golpes afianzan las ideas. Nos ha dejado atónitos la violencia con la que respondió el Estado al último referendum, que hubiera podido ser un sencillo ejercicio democrático después de años de vanos intentos de negociar. Se le podría hacer un monumento a Rajoy como importante propulsor del independentismo. Pues la mejor táctica para exacerbar los nacionalismos es “construir” un enemigo perfectamente malvado y un “nosotros” malherido.

Pero Rajoy no es el único responsable de la espiral desbocada que vivimos. Vivo en Barcelona desde hace más de diez años y puedo decir que las reivindicaciones catalanas acompañan el día a día. Nunca sentí un nacionalismo excluyente, siempre he sentido a Cataluña tolerante y abierta. Pero algo cambió al acercarse el último referendum. Algunos empezamos a percibir, como lo dijo Joan Manuel Serrat, que los que no apoyaban al 100% la moción del govern catalán eran vistos como disidentes. Así, mejor callar si se opinaba que el cortoplacismo de Puigdemont pudiera estar llevándonos a un limbo sangriento. O que detrás de la multiplicación de banderas pudiera haber manipuladores sacando partido. Se nos rodeó con propaganda pro-independentista y los del “no”, que estarían cercanos al 50% de la población, parecieron desaparecer. Y me quedó el sabor desagradable de que desde el govern se han aprovechado de la gente. Varias veces escuché que, ante los muchos problemas sociales o económicos del presente, con candidez te dicen: “Ya verás, cuando seamos independientes todo se solucionará”.

También está la sensata Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y el movimiento “Hablamos?” que intentan introducir voluntad de diálogo. Rajoy y los suyos siguen empecinados en reprimir, rezumando un no desmontado franquismo. Queda la esperanza de que la cordura se abra paso.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: