Sigue la cronica de un desastre anunciado

27 Agosto 2013

Me impresiona como se puede ignorar la justificadísima protesta de miles y miles, como se puede menospreciar, ningunear, a tantas personas afectadas en su supervivencia, y solamente criticar los efectos negativos de su protesta. Protesta que seguramente llegó de manera desesperada después de haber agotado todos los otros medios posibles, pues acaso llegarían a los medios, o tendrían algun efecto, unas cartitas de unos ‘simples’ campesinos? El país, ese que se ve en los medios y que se conversa en las ciudades, en los clubes, es demasiado arrogante como para hacerle caso a una población tan lejana como la campesina. Y cuando los boyacenses se quejan son contundentes, la última vez parece que fue aquella lejana en la que se venció a España y se logró la independencia.

Lamentablemente solo con los paros cobraron visibilidad, y se sentó Santos a hablar.

Pero que se podrá negociar en medio de, repito, la gran arrogancia de aquellos que poseen la absoluta verdad acerca de lo que le conviene al país ? Aquellos que ven al paisito en un futuro brillante, como país desarrollado, lleno de mega-agronegocios, que cultivan valiosísimas mercancías de exportación, basadas en semillas ‘certificadas’, y de hipereficiencia estudiada …

Hace ya años se decidió, los que negociaban el gran pacto brillante de libre comercio, que se iba a sacrificar tal o cual sector, pues a cambio iban a haber grandes ganancias para las exportaciones para algún otro sector. Y eso compensaría. Se olvidaron que no se sacrificaban sectores sino personas, y que esas personas perderían su medio de subsistencia, y que la responsabilidad de un país, de un gobierno es cuidar de sus gentes, de que puedan vivir su día a día.

Pero, ay, será que es necesario sacrificar en nombre del progreso? Será que proteger a campesinos, a su cultivo de simple comida (que atrasados, cultivar solo para comer) va en contra del desarrollo? El brillante futuro: llenarnos de pollos llenos de hormonas, maices transgénicos de dudosos efectos, cerdos que nunca aprendieron a caminar y cuya desesperación nos comemos, semillas desechadas y perdidas para siempre… Y agua que ya no se podrá beber…

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: