Sigue la cronica de un desastre anunciado

27 Agosto 2013

Me impresiona como se puede ignorar la justificadísima protesta de miles y miles, como se puede menospreciar, ningunear, a tantas personas afectadas en su supervivencia, y solamente criticar los efectos negativos de su protesta. Protesta que seguramente llegó de manera desesperada después de haber agotado todos los otros medios posibles, pues acaso llegarían a los medios, o tendrían algun efecto, unas cartitas de unos ‘simples’ campesinos? El país, ese que se ve en los medios y que se conversa en las ciudades, en los clubes, es demasiado arrogante como para hacerle caso a una población tan lejana como la campesina. Y cuando los boyacenses se quejan son contundentes, la última vez parece que fue aquella lejana en la que se venció a España y se logró la independencia.

Lamentablemente solo con los paros cobraron visibilidad, y se sentó Santos a hablar.

Pero que se podrá negociar en medio de, repito, la gran arrogancia de aquellos que poseen la absoluta verdad acerca de lo que le conviene al país ? Aquellos que ven al paisito en un futuro brillante, como país desarrollado, lleno de mega-agronegocios, que cultivan valiosísimas mercancías de exportación, basadas en semillas ‘certificadas’, y de hipereficiencia estudiada …

Hace ya años se decidió, los que negociaban el gran pacto brillante de libre comercio, que se iba a sacrificar tal o cual sector, pues a cambio iban a haber grandes ganancias para las exportaciones para algún otro sector. Y eso compensaría. Se olvidaron que no se sacrificaban sectores sino personas, y que esas personas perderían su medio de subsistencia, y que la responsabilidad de un país, de un gobierno es cuidar de sus gentes, de que puedan vivir su día a día.

Pero, ay, será que es necesario sacrificar en nombre del progreso? Será que proteger a campesinos, a su cultivo de simple comida (que atrasados, cultivar solo para comer) va en contra del desarrollo? El brillante futuro: llenarnos de pollos llenos de hormonas, maices transgénicos de dudosos efectos, cerdos que nunca aprendieron a caminar y cuya desesperación nos comemos, semillas desechadas y perdidas para siempre… Y agua que ya no se podrá beber…

Anuncios

El maíz en Colombia o como destruir la seguridad alimentaria

Octubre, 2012

El maíz es uno de los elementos básicos de la alimentación en Colombia, primordial para la seguridad alimentaria. Hasta principios de la década de los 90, Colombia era auto-suficiente en producción de maíz (amarillo). Esta autosuficiencia se terminó como efecto de la aplicación de las reformas estructurales del Consenso de Washington, con la rebaja de aranceles (Delgado). En el 2011, se importaba el 85% del maiz consumido en Colombia (El Universal, 2011). En ese año, el estado colombiano pone un plan en marcha con la meta de “fortalecer la seguridad alimentaria en Colombia” (Gobierno, 2011). El plan “país maíz” se introduce para incentivar la siembra de maíz tecnificado, con el fin de disminuir la dependencia de las importaciones. Tiene como meta además: “mayor uso de semilla certificada (híbridos y transgénicos)” (Ministerio, 2012).

La política estatal de fomentos, como se puede ver con el plan “país maiz”, está dirigida hacia los medianos y grandes productores que utilizan tecnologías avanzadas, incluyendo semillas transgénicas. Sólo los “grandes agricultores tecnificados podrían competir en un mercado totalmente distorsionado por los subsidios de los países del Norte” (Salgar, 2005).

En el sistema tradicional de cultivo, hay poca mecanización y poco uso de agroquímicos. Los rendimientos son bajos, ya que las tierras no son buenas, al contrario que las tierras usadas en el sistema tecnificado. Las siembras se hacen en asociaciación con fríjol, papa, haba y arveja, usando como cultivo de rotación el trigo y la papa, o con yuca, café, cacao, plátano y fríjol según la zona. Así, a pesar de las condiciones extremadamente limitantes en las que se hace el cultivo de maíz por los pequeños productores, paradójicamente son ellos quienes suministran el alimento a las regiones. La producción tecnificada está destinada en su mayoría a suplir la industria alimenticia y de concentrados para animales.

Con la entrada en vigor del TLC (Tratado de libre comercio Colombia-EEUU) en mayo del 2012 se espera un nuevo capítulo de lo que sucedió a principios de los ’90. Por un lado, están los EEUU: Allí el 81% de las exportaciones de maíz están controladas por 4 grandes firmas, las cuales son las que se han globalizado y tienen acceso a diferentes mercados; además muchas cubren diferentes etapas de la producción, aparte del comercio. Todo esto permite que mantengan los precios internacionales a un nivel muy bajo y practiquen el dumping. EEUU exporta maíz por debajo de los costos de producción (en el 2002 era un 13% por debajo) (Bejarano, 2004/2005, p.13). Por el otro lado, en Colombia, las importaciones de maíz tendrán arancel 0 desde el primer año (Delgado).

Los efectos del TLC pronto empezarán a notarse y el panorama no es alentador. Sin embargo, en Colombia también hay otra corriente, la de comunidades y organizaciones locales, productores agroecológicos, que están adelantando acciones para la defensa de la biodiversidad (23 razas diferentes de maiz!) (Salgar, 2005), y actuando para un cambio.

Bibliografía

Bejarano Barrera, Edgar. 2004/2005. La agricultura colombiana y el TLC con Estados Unidos. Oasis, Nr. 10. Bogotá: Universidad externado de Colombia. pp.279-297. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=53101016

Delgado M. , William. (extraído Oct. 2012) TLC Colombia-Estados Unidos y su incidencia en el sector agricola.

http://www.eumed.net/eve/resum/o6-03/wdm.htm

Gobierno de Colombia (abril, 2011). MinAgricultura puso en marcha el plan ‘País Maíz’, para fortalecer la seguridad alimentaria de Colombia. http://wsp.presidencia.gov.co/Prensa/2011/Abril/Paginas/20110402_06.aspx

Ministerio de Agricultura. 21.7.2012. Monumental sequía reduce considerablemente producción de maíz de EEUU. Colombia se favorece

http://www.minagricultura.gov.co/inicio/noticias.aspx?idNoticia=1590

Salgar, Lina María. 2005. El cultivo de maiz en Colombia. Semillas, Nr. 22/23.

http://www.semillas.org.co/sitio.shtml?apc=c1a1–&x=20154614

El Universal. 2 octubre 2011. País Maiz sigue espigando.

http://www.eluniversal.com.co/cartagena/economica/pais-maiz-sigue-espigando-4654

A %d blogueros les gusta esto: